¡DESCUBRÍ ARABIA SAUDITA!

 

Conocida por su relevante papel en el sector petrolero mundial, Arabia Saudita ha tomado una decisión histórica: con un pasado sumamente cerrado, ha comenzado a abrirse al turismo con el objetivo de diversificar su economía. Es por ello que a finales del 2019 ha otorgado visas para 49 países, algo inédito en el país árabe. Antes, solo podían acceder a ellas principalmente peregrinos, empresarios y trabajadores. Pero con las nuevas medidas, el reino espera que la apertura conlleve inversión extranjera y un notable crecimiento de la industria turística en la economía saudí.

Te invitamos a recorrer algunos de los atractivos que podemos encontrar en la curiosa Arabia Saudita:

 

 

1 – Mada In´Saleh

 

La Antigua ciudad de Mada In´Saleh es uno de los grandes atractivos de Arabia Saudita debido a que se conservan testimonios de un poblado milenario que involucró a los nabateos, quienes también construyeron Petra, en épocas del antiguo testamento. En 2008, fue el primer sitio de Arabia Saudita declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sin duda alguna, que la “Petra de Arabia Saudita” impresionará por ser la creación de una ciudad a manos del hombre en medio del desierto hace miles de años.

 

 

2 – Jeddah

 

Histórica ciudad, importante en la comercialización en Siglos A.C. y que fue capital hasta 1982. Arraiga testimonios de estos miles de años que lleva viva. Un sitio cautivador y culturalmente rico donde cada raza del Mar Rojo está representada.

Ciudad sumamente cálida y al aire libre donde se entremezclan culturas e idiomas pero que su relevancia, quizás más fundamental, es que es la puerta de entrada a La Meca y Medina, donde millones de musulmanes llegan cada año en la peregrinación al Hajj, lugares donde los que no practiquen la religión musulmana no pueden ingresar ni visitar.

En esta ciudad también se encuentra la Fuente del Rey Fahd, antiguo monarca de Arabia Saudita. Según algunas estimaciones esta estructura dispara verticalmente hasta 260 metros de agua salada convirtiéndola en la fuente más alta del mundo.

 

 

3 – Riad

 

En esta ciudad, capital del país, se deja ver una imagen moderna de una metrópolis con numerosos rascacielos. Aunque también conlleva un sentimiento de tradición e historia ya que se puede visitar la fortaleza de Masmak que se construyó en 1865 y en 1902 fue apoderada por el rey Abdulaziz, del reino de la familia Saúd, quien se quedó con este lugar y conquistó los diferentes reinos de la región para unificarlos y fundar el actual Reino de Arabia Saudita.

 

 

4 – Al Wahbah

 

Este cráter de 249 metros de profundidad con un campo de sal en el centro, se encuentra a 300 km de La Meca y es un lugar donde suelen viajar turistas en busca de aventuras, sea para descender y ascender sobre el mismo, como también para acampar.

 

 

5 – Umluj

 

Las playas de este lugar son conocidas como “las Maldivas sauditas” debido a sus hermosas playas paradisíacas. Las podemos encontrar al oeste del país, en la costa del Mar Rojo, desde donde se pueden ver un paisaje con montañas y volcanes inactivos. Disfruten.

 

 

8 – Jubah y Shuwaymis

 

Según la Unesco, alguna vez hubo un lago cerca de formaciones rocosas en estos lugares, que comenzaron a ser importante puntos de reunión para nuestros antepasados neolíticos, quienes dejaron sus huellas en estos dibujos sobre la piedra.

 

 

9 – Al Hofuf

 

El oasis de palmeras de dátiles al oeste de este sitio se dice que es el más grande de su tipo en el mundo que crea un exuberante mundo verde de arroyos y jardines. Pero la atracción realmente espectacular aquí es el sistema de cuevas dentro de la montaña de Al-Qarah, sitio condecorado como Patrimonio Cultural por la Unesco en 2008.

Estas cuevas naturales, fueron talladas por el viento y la erosión del agua y requieren un poco de escalada para entrar, pero los que lo hicieron afirman que vale la pena el esfuerzo debido a que dentro de las mismas el clima es más frío, algo que ayudar a apaliar el calor exterior.

 

 

10 – Montañas Asir

 

En el sur del país se hace fuerte la presencia montañosa que nos regala increíbles y paisajes naturales donde la vista suele ser exuberante y verde. Se estima que 500.000 babuinos de Hamadryas habitan las montañas, junto con cálaos, águilas y deslumbrantes agámidos azules.

El paisaje está lleno de vigilancia de piedra basáltica, un legado de la lucha tribal que solía tener lugar ahí hace un siglo. En los años, la región se ha abierto al turismo nacional, con un teleférico que desciende desde las alturas a un pintoresco pueblo llamada Rijal al Ma´.

 

 

Bonus Track: La Meca

 

Es imposible hablar de Arabia Saudita y no hacer mención a La Meca. La ciudad tiene alrededor de un millón y medio de habitantes, pero la densidad de población se multiplica aquí cuando se hace la peregrinación del Hajj. Este evento es de suma importante para la comunidad musulmana, a tal punto que es parte de uno de los 5 pilares del islam, atributos fundamentales para ser un buen creyente.

¿En que se fundamenta la importancia de esta ciudad? Es la ciudad natal del profeta Mahoma, fundador del islam. Pero, como ya dijimos, solo musulmanes la pueden visitar.

 

 

¿Te animarías a visitar Arabia Saudita?

 

Un país históricamente cerrado, comienza a abrir sus puertas al turismo internacional. Arabia Saudita tiene incontables atractivos que van desde legados históricos milenarios y centenarios, a ciudades modernas con vistas de rascacielos pasando por imponentes paisajes naturales en sus costas y en sus montañas. Pero este país sigue despertando una cierta timidez de la comunidad viajante al ser un sitio donde las denuncias por la violación de derechos humanos, principalmente hacia la mujer, abundan, así como también ha crecido su difamación a nivel global asociada con el terrorismo luego del atentado de las Torres Gemelas en el 2001.